1. Porque las mujeres podemos vestir con lo que nos dé la gana. 2. Si ya de por sí sufrimos aclso vistiendo aunque sea una sudadera tres tallas más grande, imagínate con ese mono. 3. Si una mujer con cuerpo no normativo decide ponerse algo así, le echáis mierda.